Qué hacer y qué no en la comunicación empresarial

Como propietario de un pequeño negocio, tu base de clientes es lo más importante para ti. Ganándote el respeto de los clientes, consiguiendo credibilidad, y manteniendo una buena imagen de marca, un negocio está destinado a crecer. ¿Cómo puedes hacer esto exactamente? ¡Lee nuestro artículo para encontrar la solución!

 

 

Comunicarse de forma eficiente es la clave para una buena relación con los clientes. Si las buenas habilidades comunicativas no son tenidas en cuenta, un negocio está condenado a fracasar. Los siguientes puntos explican lo que hay que hacer y lo que no para una eficiente estrategia comunicativa.

Qué hacer

Escucha atentamente

Esto es clave para entender e interactuar con tus clientes. No te permitas distracciones, bórralas de la lista de prioridades. Centra tus energías en escuchar a tus clientes para así actuar eficientemente y evitar malentendidos. Tu sitio web debería disponer de herramientas que recopilen los deseos de tus clientes. ¡Inserta un foro de discusión o un libro de visitas para que se expresen personalmente!

Sé honesto

Por supuesto que te gustaría llevar tus productos o servicios a la cumbre del mercado, ¡pero intenta no obsesionarte! Es ideal que tus clientes encuentren aspectos mejorables y puedan darte su opinión. Siempre puedes agradecer sus observaciones y utilizarlas para futuros desarrollos y mejoras. La idea principal es asegurarte de que tus clientes saben qué sucede realmente, aunque exista algo que no sea perfecto, ya que si se sienten engañados, la imagen de tu marca se verá seriamente dañada.

Sé breve

Nuestra comunicación en general tienda a ser corta y rápida, así que cuida de que tus mensajes sean cortos y concisos. Puedes utilizar Twitter para enviar mensajes cortos al público, para ello añade un botón de Twitter a tu página web. Recuerda que el silencio puede también ser una poderosa arma de comunicación, úsalo cuando sea apropiado.

Utiliza el «yo»

No temas a hablar desde tu propio punto de vista. Muestra pericia, confianza y responsabilidad. Utiliza expresiones como «creo que…» o «soy responsable de…».

Qué no hacer

No golpees a tus competidores

Hablar de forma negativa sobre un competidor es una pésima forma de intentar aparentar más de cara al mercado. En el ojo del lector o el oyente, esto genera el efecto contrario. Recomendamos evitar esto a toda costa.

No utilices jerga

Los clientes, especialmente los más nuevos, probablemente no serán expertos en la materia. Una jerga compleja o demasiado técnica podría causar confusión y frustración, llevando a que tus potenciales clientes dejen de mostrar interés por tus productos, e incluso sientan desconfianza hacia ti. Así que sé simple en tus palabras y descripciones. Y recuerda, las imágenes claras siempre disipan cualquier duda, por ello, añade una fotogalería a tu sitio web.

No permitas que tus emociones manden

Como en todas las áreas de las interacciones humanas, existe riesgo de conflicto bajo la luz de la comunicación empresarial. La clave para proteger tu imagen y conservar la credibilidad, es mantenerse frío, calmado y compuesto, aún cuando surja algún conflicto. Esta puede ser la más difícil de todas las acciones, pero te aseguramos que practicar esta regla traerá sus recompensas.

Si estás interesado en más consejos de comunicación empresarial, revisa nuestro artículo sobre comunicación en redes sociales. Y si ya disfrutas de una web empresarial, echa un vistazo a nuestro artículo sobre los errores más frecuentes en un negocio online que deberían ser evitados.

 

¿Cuáles son las pautas que aplicas en tu comunicación empresarial?