Cómo crear y mejorar tu marca personal

Este artículo ha sido escrito por Lorena Molinero de Siemprendes.com, una página web que da a conocer diferentes recursos y herramientas para el emprendimiento online.

 

La marca personal es algo en lo que deberías trabajar si ofreces tus servicios a través de internet y quieres que los usuarios de tu web te recuerden como un referente en tu campo.

Hoy vengo a contarte los elementos clave y el diseño que debería tener tu página para ayudarte a mejorar tu marca personal.

 

¿Qué es la marca personal o “personal branding”?

 

La marca personal es, ni más ni menos, la imagen que tu público tiene de ti. Cuidar tu marca personal supone trabajar en cómo tus visitantes te perciben y posicionarte como un experto; de esta manera pensarán en ti cuando tengan una necesidad que tú puedas solucionar o escuchen algo relacionado con tu área profesional.

Es muy frecuente cuando comenzamos a emprender online, darle prioridad a encontrar la mejor plataforma para crear una página web, posicionarnos en Google para atraer visitantes  y después, concentremos toda nuestra atención en aparecer en redes sociales.

A menudo olvidamos que antes de ponernos manos a la obra con nuestra página web, debemos conocernos bien, saber por qué deberían elegirnos nuestros clientes y después tener muy claro el enfoque de nuestro proyecto web.

 

¿Por qué es importante optimizar tu marca personal?

 

Una buena marca personal te ayudará a causar una buena impresión a tus futuros clientes. Si se te percibe como un especialista en tu campo tendrás más visibilidad en tu sector, te será más fácil diferenciarte de la competencia y podrás escapar de la lucha de precios en mercados competitivos.

 Ejemplo: Imagina que eres un profesional del área de las finanzas que se lanza a ofrecer sus servicios a través de internet.

Puedes trabajar en tu marca personal:

  • Utilizando un lenguaje claro y fácil de entender por cualquier persona, libre de tecnicismos y comunicando con cercanía.
  • Llevando algún color en tu vestimenta que te diferencie de los demás que posiblemente, lleven trajes oscuros y usen colores sobrios.
  • Publicando en tu web contenido adecuado a tu personalidad y transmitiendo con autenticidad.

Algunos casos de éxito de marca personal que pueden inspirarte son el de Todd Herman, Risto Mejide o Mia Astral.

 

¿Cómo crear tu marca personal?

 

Lo primero es tener claro de qué forma destacas frente a tu competencia, es decir, qué es lo que te hace especial.

A continuación, te dejo siete preguntas clave para que respondas en un folio y tengas siempre presente.

  1. ¿Cuáles son mis fortalezas? ¿Qué habilidades o dones tengo?
  2. ¿Para qué cosas suelen pedirme ayuda mis amigos o familiares?
  3. ¿Qué suelo hacer con naturalidad y se me da fácil?
  4. ¿Qué aptitudes me sitúan en una posición de ventaja frente a mi competencia?
  5. ¿Qué tengo yo que no tienen otros de mi sector?
  6. ¿Cuáles son mis valores?
  7. ¿Por qué me dedico a lo que me dedico? ¿Cuál es mi misión?

Una vez tengas estas respuestas, es hora de hacer un ejercicio de honestidad y escucharse internamente. ¿Lo que quiero mostrar de mí es coherente con lo que realmente soy?

Si la respuesta es sí, tienes el paso más importante dado. Ahora, es momento de elegir lo que a estética se refiere.

Para ello, deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

  • ¿Qué colores representan más mi mensaje? Crea una paleta de colores para tener a mano siempre.
  • ¿Qué tipografías voy a utilizar? Fija al menos un estilo, aunque no tengas clara la fuente exacta.
  • ¿Qué fotografías destacan más mis fortalezas? Haz uso de un buen fotógrafo y un buen estilista si fuera necesario para que te aconsejen sobre esto.
  • ¿Qué lenguaje voy a utilizar para transmitir mis mensajes? Según tu vocabulario y expresiones vas a proyectar una imagen distinta.
  • ¿Qué emociones quiero que mi cliente potencial tenga al entrar en mi sitio web? Por ejemplo, quieres que se sientan motivados, relajados, rejuvenecidos, reflexivos, excitados o inspirados…

 

Apartados de tu web que refuerzan tu marca personal

 

Tu nombre de dominio:

Elegir un buen dominio es una de las decisiones más importantes a la hora de crear tu página web, asegúrate de tomarte tu tiempo en este punto, cambiarlo a posteriori es difícil y puede hacerte perder tráfico web.

El dominio ideal suena bien, es fácil de recordar y comunica claramente de qué trata tu negocio. Es posible que las primeras ideas que surgan en tu mente ya estén registradas, con un poco de esfuerzo serás capaz de encontrar un dominio único.

  • Evita: Un nombre de dominio demasiado largo o difícil de pronunciar.

 

La Página de Inicio:

Será la primera impresión que se llevarán de ti tus usuarios, por tanto, debes pensar muy bien qué vas a mostrar en este primer vistazo.

Incluir una cabecera o header con alguna imagen tuya, un titular que seduzca e impacte y una llamada a la acción te hará ganar muchos puntos.

Si no tienes mucha idea de cómo crear textos que conecten con tu marca personal y además, enganchen, puedes buscar la ayuda de un Copywritter que te ayude con este tema y te aporte alguna idea.

  • Evita: Imágenes de mala calidad, errores ortográficos e incoherencias, recuerda que esta área de tu web dejará huella en la memoria del visitante.

 

La página de Sobre Mi o “About Me”:

Aquí es donde vas a poder introducir un texto extenso sobre tu recorrido profesional, tu misión y tus valores.

Te recomiendo que inviertas bastante tiempo en esto y procures “ponerte en los zapatos” del usuario que entra por primera vez.

Intenta empatizar con él a través de tu experiencia de vida, comparte tu historia y no te pases de arrogante enumerando todos tus logros, competencias y formaciones.

Las personas buscan encontrar a otras personas y no por contar sobre ti mismo vas a perder puntos de profesionalidad, créeme.

  • Evita: Caer en el egocentrismo, intenta contar tu historia y tus hitos sin arrogancia.

 

Opiniones o valoraciones:

Intenta pedir recomendaciones a tus antiguos clientes e incluye un apartado en tu web donde puedas compartirlas.

Si además, éstas van acompañados de nombre, foto y enlace a red social o web del cliente que te recomienda, darás muchísima más credibilidad a tu imagen de marca y portafolio. Así generarás una mayor confianza en tus potenciales clientes.

Con tres o cuatro opiniones bastará para convencer de que eres bueno en lo que haces y que hay clientes satisfechos que pueden avalarlo.

  • Evita: No incluyas valoraciones falsas, las mentiras tienen las patas muy cortas.

 

Un Blog:

Este apartado será fundamental para comunicar tus conocimientos y enseñar cómo trabajas. Escribe artículos enfocados a ayudar a tus potenciales clientes demostrando lo que sabes.

Puedes pensar que esto es contraproducente, pero en realidad al darles una muestra de tus conocimientos tendrán una razón de peso para dar el paso y contratar tus servicios o comprar tus productos.

Además, al escribirles de forma directa podrán conocerte mejor y eso reforzará todo lo que intentas transmitir con tu imagen de marca.

  • Evita: Copiar contenidos de otros, mejor calidad a cantidad, si hoy no te sientes inspirado, quizá mañana encuentres la lucidez necesaria para compartir con tu público algo relevante y de cosecha propia.

 

Espero que te hayan sido de ayuda estos consejos y que ahora que cuando trabajes en tu página web tengas una visión más clara de qué partes no pueden faltar en ella para hacer crecer tu marca personal.