Fundamentos de SEO – Introducción

 

Todo aquel que tenga una página web empresarial o personal, una tienda online o un blog quiere que sea visible en la red. Igual has oído hablar sobre las siglas SEO, pero no estás enterado  sobre todo lo que conlleva el tema del posicionamiento de tu página. No te preocupes, para muchos, SEO es un término incomprensible y hasta misterioso. Se debe a que la información que nos encontramos en la red no es del todo correcta o ya no está puesta al día. Para mantenerte al corriente, hemos creado una serie de artículos donde te explicamos qué es SEO, cuánto tiempo requiere y cómo aplicarlo para sacarle provecho. ¡Empecemos!

¿Qué es SEO?

SEO (por sus siglas en inglés de Search Engine Optimization) es una estrategia de marketing aplicada para mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos (no pagados) de un buscador.

 

También lo podemos definir como una serie de pequeños ajustes, y decimos serie porque se supone que son trabajados continuamente. En ningún caso podemos definir SEO como el resultado de una sola acción concreta.

En simples palabras, no te puedes esperar mayores resultados tras haber insertado los títulos y descripciones de tus páginas, si esto fue la única cosa que hiciste al respecto. Se trata de un trabajo a largo plazo con el fin de mejorar la visibilidad de tu página web en los buscadores y así atraer la atención de los visitantes que realmente están interesados en la página, más que aquellos que la abandonan justo después de entrar en la misma.

¿Qué no es SEO?

SEO no consiste sólo en editar tu página web y optimizarla para los buscadores (p.ej. insertando una lista de palabras claves creada al azar sin ningún contexto). Al mismo tiempo, no es algo que se consiga con un solo click.

Tampoco es posible pagar por la mejora del posicionamiento de tu página web en los resultados orgánicos. Lo único que se puede hacer es contratar un diseñador de la web que trabaje el SEO de tu página. En este último caso lo que se paga realmente es el tiempo del informático no el posicionamiento de la página como tal.

SEO no es una forma de publicidad y nunca asegura un buen posicionamiento desde el principio de la creación de la página. Por otro lado, existen unas formas de publicidad (PPC), que influyen directamente en el posicionamiento de la página en los resultados pagados. En esta serie de artículos nos enfocaremos ante todo en cómo conseguir mejores resultados orgánicos.

 

Como ya se ha mencionado, SEO es un proceso a largo plazo y no se consigue con hacer un solo click. Pero con una buena estrategia es mucho más fácil conseguir mejor posición en los resultados orgánicos.

Cada tipo de negocio y su presentación en  internet es diferente y tiene sus particularidades. Es por eso que su optimización para los buscadores difiere según el caso y requiere algún tiempo, concentración y ante todo una dosis de paciencia.

A la hora de empezar a trabajar la optimización de tu página web es conveniente tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Google no reacciona de inmediato – todos los cambios realizados en tu página web se indexan en la base de datos de Google con un poco de retraso. La calidad de tu página web es evaluada posteriormente.
  2. El prestigio y credibilidad de tu página juegan un papel importante – La página que está mostrando un contenido de mucha calidad durante varios años tendrá siempre una ventaja frente a una página nueva. Por lo cual, tu página está siendo evaluada en función de las páginas de tus competidores también.
  3. Las reglas de juego no están claras – los algoritmos que Google utiliza a la hora de decidir qué páginas deberían ser mostradas en los resultados y cuál será su orden no son públicamente accesibles. Todas las sugerencias al respecto de cómo trabajar el posicionamiento de una página web han sido creadas a base de la experiencia y práctica en diferentes páginas web y por eso están siendo consideradas relevantes y efectivas.
  4. SEO se está desarrollando constantemente – hay dos incógnitas, por un lado tenemos las reglas de Google que varían de vez en cuando. Por otro lado, están las expectaciones de los visitantes de la web que también cambian a lo largo del tiempo. En la actualidad, estamos utilizando internet de una manera completamente diferente de lo que hacíamos antes (p. ej. tenemos páginas optimizadas para teléfonos móviles), por eso no podemos seguir utilizando las mismas técnicas de antes.
  5. SEO tiene que ser trabajado continuamente – no te puedes esperar que si le pagas a una agencia SEO que te haga algunos análisis de cómo optimizar tu página web, los resultados llegarán justo después de haber hecho los cambios. Si bien es cierto que un cambio así puede tener un impacto positivo durante el período de tiempo inicial, no es suficiente a largo plazo. Requiere un trabajo continuo sin pasar la página por alto durante un período largo.
  6. La estrategia del contenido – el marketing de contenidos no es algo que se pueda precipitar. Si has decidido emprender este camino, tienes que dedicarle bastante tiempo y esfuerzo previo con el fin de elaborar un plan a seguir.
  7. El espacio para los resultados orgánicos se está reduciendo – ya han pasado aquellos tiempos cuando solo se podía ver los resultados orgánicos con pocos anuncios al principio de la página. En la actualidad, Google está publicando  información adicional como mapas, pronósticos de tiempo, letra de canciones, resultados de ecuaciones matemáticas y muchos más, dando prioridad a sus productos que, obviamente, ocupan espacio. Queda entonces muy poco espacio para las páginas web con posicionamiento orgánico, siendo estas mostradas en la segunda página de los resultados, que, como sabemos, casi nadie chequea.
  8. A veces hay mucha competencia – Si trabajas en un campo que tiene mucha competencia, será más complicado abrirse paso. Especialmente si no cuentas con una “propuesta única de venta (USP – Unique Selling Proposition) o mucho dinero para pagar una campaña de marketing.

Resumiendo…

Tal y como ya te habrás dado cuenta, el SEO no consiste solo en configurar algo en la página web. Tendrás que elaborar un plan a largo plazo que irás cumpliendo poco a poco y así trabajar tu posicionamiento continuamente.

Nuestro editor web pone unos buenos cimientos a la hora de empezar a construir el SEO de tu página. Dependiendo de la plantilla que elijas, contarás con un contenido predefinido (p. ej. página de peluquería, estudio de yoga, electricista…), para darte unas ideas sobre cómo editar tu página. Al coger más confianza en ti mismo, podrás (y te lo recomendamos) adaptar y actualizar todo el contenido predefinido de acuerdo con tu gusto y las necesidades de tu negocio.

¿Quieres saber más?

Si estás preparado a aprender más sobre el SEO de tu página web, te introducimos otros artículos de esta serie:

  1. Fundamentos de SEO – Introducción
  2. Fundamentos de SEO – Principios y recomendaciones básicas
  3. Fundamentos de SEO – ¿Dónde empezar (contenido, grupo destinatario, competidores, dominio propio)?
  4. Fundamentos de SEO – Configuración básica del editor – título, descripciones, palabras claves
  5. Fundamentos de SEO – Link building (construcción de enlaces)
  6. Fundamentos de SEO – Conexión con los buscadores
  7. Fundamentos de SEO – Redes sociales y otras formas de promoción
  8. Fundamentos de SEO – Análisis de datos (conoce tus visitantes)
  9. Fundamentos de SEO – Tecnología de Mobile-first indexing

¿Y qué haces tú para mejorar el posicionamiento de tu página web en los buscadores? ¿Te ha sido útil este artículo? Déjanoslo saber en los comentarios.