Hobbies para ganar dinero que te hagan convertirte en un CEO

hobby

22 de Febrero, 2022

El esfuerzo que se invierte en un hobby no es tan agotador.

Amit Kalantri

¿Prefieres huir de tus tareas rutinarias? ¿Escribir informes sobre acontecimientos que no has presenciado o rellenar hojas de cálculo te da sueño y hace que tu jornada en la oficina sea cada vez más aburrida y larga? Viajar ahora mismo sólo es posible en tu cabeza, donde ya estás montando en bicicleta por la montaña. Cuando vuelvas a encontrar tus dedos, toca las teclas del piano y tu público cantará felizmente.

Tu hobby es tu pasión. Tu trabajo no. ¿La solución? Hacer de tu hobby tu trabajo. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero no imposible.

Las actividades de ocio equilibran la vida y son de propia elección. Un trabajo es (a menudo) un compromiso o una obligación. Un trabajo y una afición suelen ser tan divergentes como el sol y la luna. Entonces, ¿cómo conjurar ese eclipse interactivo?

La forma de averiguarlo:

  • Cuánto le dedicas a tu hobby
  • Si puedes dedicarle incluso más tiempo
  • Si hay personas interesadas en el mismo

¿Te gusta tu hobby lo suficiente?

Antes de crear tu plan de negocio y crear una web, empieza con las preguntas esenciales:

  • ¿Dónde quieres llegar con tu hobby a corto plazo (el año que viene) y a largo plazo (en 5 años)?
  • ¿Véis tú y tu familia y amigos tu hobby útil?
  • ¿Seguirás disfrutando de tu hobby aún cuando TENGAS QUE HACERLO para obtener tus ingresos?
  • ¿Cuánto tiempo te gustaría invertir?
  • ¿Tienes capital para empezar?

Los siguientes dos ejercicios definirán cuál de tus hobbies es el mejor para comenzar con tu idea de negocio (a parte de tu actual trabajo) y si estás preparado para ello.

De hobby a negocio en 5 pasos

Haz una lista de tus hobbies y pasiones

Escribe todos los hobbies y hábitos que te gusten. Haz una escala con todos ellos en función de tu competencia en cada uno.

Ejemplo de una escala de competencia en hobbies

Ejemplo de una escala de competencia en hobbies

Convierte cada uno de tus hobbies en un producto de valor. En el ejemplo anterior, puede ser la venta de pan de masa agria, servilleteros de ganchillo o ropa de mesa decorativa, incluso convertirte en entrenador de natación o en deportista olímpico. Por otro lado, como jugador de apuestas, podrías ser la inspiración para el guión de una película (o un buen caso para un psiquiatra).

Se realista. Desarrolla un concepto de cómo tus productos o servicios pueden ser beneficiosos para la gente, de modo que estén dispuestos a pagar por ellos. Aquí ayuda destacar por qué los tuyos son los mejores.

Explora lo complejo y versátil que puede ser tu hobby, o cómo puedes combinar varias aficiones. Por ejemplo, si eres un fanático de los libros de fantasía y te gusta escribir, puedes recomendar cuentos apasionantes en las reseñas de libros y vender tu enorme colección de Harry Potter. A alguien le encantará esa bufanda de Slytherin.

Ejemplo de la versatilidad de los hobbies

Ejemplo de la versatilidad de los hobbies

¿No estás seguro de si estas listo para el gran paso del negocio? El siguiente diagrama te llevará a decidirte.

El camino que determinará si estás listo para convertir tu hobby en un negocio

El camino que determinará si estás listo para convertir tu hobby en un negocio

Haz una investigación de mercado

¿Te gustaría probar un bálsamo labial con sabor a Cheeto? La empresa Frito-Lay ha pensado que si te quedas sin Doritos, el bálsamo labial con sabor a queso puede ser una solución y no necesitarás tu vaselina normal nunca más.

Ya entiendes la idea. Haz lo que es sensato. Ten cuidado si tu producto ya se esté vendiendo mucho. Si copias algo existente, debes centrarte en por qué tu producto es diferente y mejor. ¿Recuerdas el Zune de Microsoft compitiendo con los iPods en 2006? No ofrecían una alternativa a lo que inundaba el mercado años antes.

Busca los negocios secundarios más populares y compara sus tendencias. A continuación, se enumeran los hobbies más comercializables que pueden convertirse con éxito en un negocio a parte de tu tabajo actual.

Hobbies que hacen dinero fácilmente, ordenados por su popularidad. La popularidad se deriva de publicaciones recientes online.

Hobbies que hacen dinero fácilmente, ordenados por su popularidad. La popularidad se deriva de publicaciones recientes online.

En el último año, los hobbies más populares incluyen la escritura, el fitness, el cuidado de mascotas, la música (incluyendo la enseñanza de la música y tocar en una banda), así como la creación de blogs. Examina la demanda de tu afición. Una afición bastante extraña como planchar o limpiar la suciedad (busque a Hikaro Dorodango, la gente lo encuentra interesante) necesita un claro hueco en el mercado.

Define el perfil de personas para tu producto o servicios:

  • ¿Quiénes serían tus clientes?
  • ¿Dónde están?
  • ¿Qué necesitan?
  • ¿Cómo puedes dirigirte a ellos?

Pon a prueba tu producto o servicio

Deja que tus amigos y familiares sean tus cobayas. Por ejemplo, puedes crear encuestas y cuestionarios online o realizar entrevistas telefónicas para recoger opiniones sobre tu nueva idea, producto o servicio. Ajústalo según el resultado de tus pruebas.

Crea una estrategia de marketing

Un nombre, una marca, una voz, un lema. Voilá, ya eres alguien.

Llega a la gente a través de las redes sociales. Crea la página web de tu empresa. Difunde tu producto activamente celebrando eventos y clases en conferencias, ferias locales, charlas online (TED) y en plataformas de aprendizaje adecuadas (Udemy, Skillshare).

Recoge tus primeros testimonios online a través de las reseñas de Google o de plataformas específicas del mercado como TripAdvisor o Trustpilot.

Elige tu canal de ventas.

Ecommerce y venta al por menor

¿Vas a vender personalmente a través de una tienda online utilizando plataformas como Etsy, eBay y Amazon, o a través de la venta al por menor en una tienda en la calle?

Distribuidores de valor añadido

Cuando creas productos que complementan otros productos, como VAR (revendedor de valor añadido) dependerás de esa otra empresa. Por ejemplo, si te gusta trabajar como fotógrafo, una revista o un planificador de bodas será el tipo de cooperación del que depende tu negocio.

Venta al por mayor

¿Dirigir una tienda virtual o física es demasiado para ti? ¿te gustaría fabricar organizadores para herramientas y cachivaches que, de otro modo, caerían en el abismo del triángulo de las Bermudas de cada hogar? Entonces trabajar con un distribuidor que venda tu producto a minoristas o vendedores de ecommerce es una buena opción.

Comprueba los aspectos legales

Obtén certificados, licencias y permisos cuando sea necesario. Lo mínimo es una licencia comercial que determine qué jurisdicción cubre tu empresa y que se le apliquen los impuestos correctamente. Cuando se trata de vender productos, ya sea online o en tiendas físicas, la licencia de impuestos sobre las ventas es imprescindible en España. Dependiendo del país, los impuestos sobre las ventas y las leyes difieren y por lo tanto afectan a tu negocio online.

Un permiso de ocupación de vivienda te garantizará que puedes realizar legalmente tus actividades laborales y que no tendrás conflictos con tus vecinos si tu tala de árboles supera el umbral de decibelios de una mezzosoprano.

Los certificados son esenciales para ser creíble y ganarse la confianza de otros. Por ello, exhibe con orgullo los diplomas y los cursos realizados en la página web de tu empresa o en tu portafolio.

Si mantienes tu trabajo habitual junto a tu afición como negocio, asegúrate de que:

  • no exista ningún conflicto de intereses con tu empleador
  • tu contrato no incluya ninguna limitación legal y fiscal en caso de recibir un ingreso extra
  • puedes compaginar las horas de trabajo

¿Compaginarlo con tu actual trabajo o dedicarle tiempo completo?

Decide si quieres dejar tu trabajo o mantenerlo.

Enumera los pros y los contras de ambos escenarios en una tabla. Recuerda que no hay que tener prisa. El día sólo tiene horas limitadas en Mercurio. Siempre puedes empezar con un negocio a tiempo parcial y pasar a tiempo completo más adelante.

Hemos recopilado los siguientes consejos directamente de la boca de los profesionales para ayudarte a ponerte al día.

Los mejores consejos de los profesionales

  • Sí, ¡empieza despacio!
  • Mantén tu negocio actual
  • Concéntrate en lo que te gusta hacer o fabricar y véndelo
  • Mantén el contacto con tu comunidad local (cafés, clubes)
  • Involucra a personas que puedan vender tus productos o apoyarte
  • Piensa en la financiación
  • Adapta tu entorno (puesto de trabajo, ergonomía)
  • Define los límites (separa tu espacio de trabajo de tu hobby del resto de tu vida)
  • No digas que sí a todo
  • Deja que la gente te ayude desde el principio (externaliza tareas y responsabilidades)
  • Encuentra el equipo adecuado y cómo gestionarlo
  • Consigue una autorización para los medios de comunicación (fotos, vídeos y privacidad de datos)
  • No subestimes tu trabajo administrativo (un secretario, un contable o un contable deberían estar en tu equipo)
  • Celebra los pequeños éxitos (recompénsate a ti mismo y a tu equipo celebrando los méritos)
  • No tengas miedo de pedir ayuda
  • Nunca subestimes la importancia de tu contable
  • No empieces un negocio si no tienes dinero
  • Ten paciencia, un negocio necesita tiempo para crecer

En Internet encontrarás más inspiración. Szidi y Zsolt desarrollaron Blue Petal a partir de un taller. La juguetona bisutería y los accesorios de porcelana ya están disponibles en su tienda online.

Nuestro pequeño negocio empezó con un proyecto a tiempo parcial y un pedido de martisoare. Participamos en ferias locales de artesanía y disfrutamos mucho de la interacción con la gente. Fue el momento en el que nos dimos cuenta de que podía ser un estilo de vida y dejamos poco a poco nuestros trabajos. Con el aumento del interés, supimos que teníamos que entrar en Internet y crear nuestra tienda virtual, que fue muy útil durante la pandemia.

Sirke Vitaanen entrenaba a los perros como hobby. Ahora sus amigos de cuatro patas pueden recibir su entrenamiento.

26 años sentada frente a un ordenador programando día tras día fueron suficientes. Decidí convertir mi antigua afición, los deportes de obediencia canina, en una nueva carrera. Ahora enseño a la gente a entrenar a sus perros y a competir con sus mejores amigos. En pocos meses mi cartera de clientes creció. Ahora soy autónomo y tengo ganas de hacer lo que más me gusta.

Cuándo mantener tu hobby como afición es la mejor decisión

¿Deseas el cambio en tu fuente de ingresos pero aún no estás seguro de cómo escalar esta montaña? Tal vez sea mejor reconsiderar tu idea. Estos son los principales indicadores de cuándo tu hobby debe seguir siendo una afición:

  • Tu hobby es un respiro para ti y un alivio del estrés
  • Empezarías a odiar tu hobby si no puedes generar los ingresos necesarios
  • Tú eres uno de esos espíritus libres que decide cuándo hacer el trabajo, no tu cliente
  • No hay un hueco en el mercado para tu idea o producto
  • Si no sabes cómo cerrar un trato
  • Estás demasiado ocupado

Si predominan los tres primeros indicadores, es imposible construir la mentalidad de un empresario. Una actividad recreativa de la que puedes escapar se convierte en algo terriblemente estresante cuando es tu negocio. Si tienes un carácter fuerte que hace lo que quiere e ignora los deseos de tus clientes, no tiene sentido comercializar tu hobby.

En caso de que tu hobby no te genere los ingresos necesarios, puedes considerar la posibilidad de convertirla en un negocio paralelo y mantener tu trabajo habitual.

Ahora ya sabes cómo tomar las decisiones correctas a la hora de convertir tu hobby en un negocio.

¿Estás pensando en crear tu propia página web? Prueba esta guía paso a paso.